martes, 9 de octubre de 2012

La Doctrina de Dicey



Dicey se ocupó de las analogías y de las diferencias entre el régimen administrativo y el rule of law, fundamentalmente, en su Introduction to the Study of the Law of the Constitution aparecida en 1885, en cuyas sucesivas ediciones introdujo leves retoques. Su construcción nos la ofrece con ocasión del examen del concepto del rule of law. En su opinión el rule of law significa, entre otras cosas, la igualdad ante la ley o la igual sujeción de todas las clases a la ley ordinaria del país, administrada por los Tribunales ordinarios.

Pues bien, el droit administratif va a constituir la antítesis de tales exigencias habida cuenta de las dos ideas cardinales en que aquél se asienta, según la exposición de Dicey:

1ª La primera de estas ideas es que el Gobierno y cada una de las personas que le sirven poseen, como representantes de la nación, una serie de privilegios o prerrogativas respecto de los particulares, y que la extensión de tales derechos, prerrogativas o privilegios se determina con arreglo a principios diferentes de aquellos que fijan los derechos y obligaciones de los ciudadanos entre sí.

2ª La segunda es que, como consecuencia de la necesidad de mantener la llamada separación de poderes tal y como fue introducida por la historia francesa, el Gobierno y sus funcionarios no se encuentran sometidos, cuando actúan como tales, a la jurisdicción de los tribunales ordinarios.

Es cierto que Dicey, al estudiar la evolución del Derecho administrativo desde su aparición hasta 1908, en que publica la última edición de su obra, advertirá que, como consecuencia de la forma en que las normas que lo integran han sido aplicadas por el Conseil d'Etat y de la labor de los juristas franceses, dicho sector del ordenamiento jurídico francés "se ha acercado mucho al Derecho", hasta el punto de que pueda mantenerse lisa y llanamente, que sus normas, "son, en realidad, Derecho". Pero en todo caso es un Derecho irreconciliable con el rule of law. Irreconciliabilidad que deriva, desde luego, del hecho de que las relaciones entre el ciudadano y el Estado se rigen por principios esencialmente diferentes de los que regulan las que se dan entre los particulares; pero, sobre todo, la essential difference entre uno y otro sistema se debe a que el examen de las cuestiones que se suscitan en la aplicación de los referidos principios y normas no corresponde a los tribunales ordinarios. Esta circunstancia "hace completamente imposible la identificación del droit administratif con cualquier rama del Derecho inglés".

Fuente:
Curso de Derecho Administrativo, Rafael Entrena Cuesta.