sábado, 19 de enero de 2013

Sistematización de la LPAC



La LPAC no se limita a regular el acto y el procedimiento administrativo: su objetivo es más ambicioso, como puede deducirse de la lectura de su Exposición de Motivos, y viene a dar respuesta al llamamiento contenido en el artículo 149.1.18 de la Constitución, que ya nos es conocido.

Ley de Procedimiento Administrativo Común

La LPAC conste de 146 artículos, que se sistematizan en un Título Preliminar y diez Títulos que se ordenan como sigue:

- Título Preliminar de la LPAC: “Del ámbito de aplicación y principios generales” 


En este Título, además de dejarse sentado el objeto de la Ley, se establece su ámbito de aplicación subjetivo (a qué Administraciones públicas se aplica) así como los principios que deben informar la actuación administrativa).

- Título I: “De las Administraciones públicas y sus relaciones"


Se regulan en este Título el régimen de las relaciones entre las distintas Administraciones públicas y algunos de los mecanismos para materializarlas (sistemas de cooperación, como las conferencias sectoriales; convenios de colaboración; planificación y programación, etc.).

- Título II: “De los órganos de las Administraciones públicas”


En los tres Capítulos que se integran en este Título, se regula el régimen general de creación de los órganos administrativos y el principio de competencia, estableciéndose las diversas técnicas que alteran la atribución competencial o que, sin alterarlo, suponen traspaso de funciones entre órganos administrativos (Capítulo I); el régimen específico de los órganos colegiados –de gran importancia en tanto que garantiza unas pautas comunes de actuación a estos órganos típicos de la Administración pública- (Capítulo II): y el régimen de la abstención y la recusación, como mecanismos para garantizar la objetividad de la actuación administrativa (Capítulo III).

- Título III: “De los interesados”


En este Título se determina el concepto de interesado y la capacidad de obrar exigible en Derecho administrativo, así como el régimen de la representación.

- Título IV: “De la actividad de las Administraciones públicas”


Compuesto por dos Capítulos, este Título, a pesar de su ambiciosa denominación, se limita a regular las normas generales de la actividad administrativa en el primero de sus Capítulos (en el que, por lo demás, se incorporan importantes determinaciones, el derecho de acceso a archivos y registros y el régimen de estos, la obligación de resolver y el régimen del silencio administrativo, etc.) y el régimen de los términos y plazos (Capítulo II).

- Título V: “De las disposiciones y los actos administrativos”


A las que denomina “disposiciones administrativas” (esto es, a los reglamentos), la LPAC dedica el Capítulo I de este Título. Respecto de los actos administrativos se regulan sus requisitos, el régimen de eficacia y el de invalidez en los Capítulos II, III y IV, respectivamente. La ejecución del acto, sin embargo, no se regula en este Título, estableciéndose su régimen en sede de procedimiento, como veremos.

- Título VI: “De las disposiciones generales sobre los procedimientos administrativos”


Como se acaba de apuntar, en este Título, en principio dedicado al procedimiento administrativo común, se incluye también un último Capítulo más propio del régimen de los actos, en el que se regula la ejecución del acto administrativo (Capítulo V). Los Capítulos I, III y IV, por su parte, regulan las distintas fases del procedimiento administrativo común: iniciación, incluyendo el régimen de las solicitudes (Capítulo I); instrucción, en el que se regulan los distintos trámites que se celebran en esta fase (alegaciones, prueba, informes, información pública, audiencia (Capítulo III, que se complementa con las reglas generales que se determinan en el Capítulo II para la ordenación del procedimiento); finalización, incluyendo las diversas formas de terminación del procedimiento: resolución, desistimiento o renuncia, caducidad e introduciendo, por primera ven en nuestro ordenamiento, la terminación convencional.

- Título VII: “De la revisión de los actos en vía administrativa”


Además de la revisión de oficio (regulada en el Capítulo I), se contiene en este Título el régimen de los recursos administrativos, estableciéndose una reglas generales, a las que se añade el régimen específico de los distintos recursos (alzada, reposición y extraordinario de revisión).

- Título VIII: “De las reclamaciones previas al ejercicio de las acciones civiles y laborales”


En este Título se introducen por la LPAC los mecanismos para revisar, en vía administrativa, la actividad de la Administración que no se sujeta al Derecho Administrativo, sino que por el contrario, se dicta en aplicación del Derecho privado, estableciéndose el régimen de las reclamaciones previas a la vía jurisdiccional que corresponda (civil o laboral).

- Título IX: “De la potestad sancionadora”


En los Capítulos I y II de este Título se regulan, respectivamente, los principios de la potestad sancionadora y del procedimiento sancionador.

- Título X: “De la responsabilidad de las Administraciones públicas y de sus autoridades y demás personal a su servicio”


En este Título se regula, de manera pormenorizada, el sistema de responsabilidad de la Administración y de sus autoridades y personal (incluyendo el procedimiento de responsabilidad), recogiéndose los resultados de una intensa labor jurisprudencial en esta materia.

----------

- La actividad formal de la Administración y la necesidad del procedimiento. Regulación


+ El acto administrativo y el procedimiento: significado

+ Regulación del acto administrativo y del procedimiento administrativo común en la LPAC

+ Reforma de la LPAC

+ Ámbito subjetivo de aplicación de la LPAC

----------

Fuente:
Apuntes de Derecho Administrativo de María Zambonino Pulito, Catedrática de Derecho Administrativo en la Universidad de Cádiz.