lunes, 11 de marzo de 2013

La lengua de los procedimientos



La cuestión de la lengua de los procedimientos ha sido especialmente conflictiva en determinadas Comunidades Autónomas con lengua cooficial, habiéndose producido una abundante Jurisprudencia, representada fundamentalmente por las SSTC 82 y 83/1986, de 6 de noviembre, cuya doctrina se recoge en el art. 36 LPAC, en el que se regula la lengua de los procedimientos. El régimen contemplado en dicho precepto (que desarrolla los contenidos del derecho reconocido en el art. 35.d LPAC), es el que se sintetiza a continuación.

a) En los procedimientos tramitados por la Administración del Estado, la lengua es el castellano, salvo que los interesados se dirijan a órganos estatales periféricos, situados en el territorio de una Comunidad Autónoma que tenga lengua cooficial, en cuyo caso el procedimiento se tramita en la lengua elegida por el interesado. Ahora bien, si concurren varios interesados en el procedimiento y existe discrepancia en cuanto a la lengua, el procedimiento se tramitará en castellano, si bien los documentos o testimonios que requieran los interesados se expedirán en la lengua elegida por los mismos.

b) En los procedimientos tramitados por las Administraciones de las Comunidades Autónomas y de las Entidades Locales, el uso de la lengua se ajustará a lo previsto en la legislación autonómica correspondiente. En caso de utilización, en base a dicha legislación, de la lengua cooficial, la Administración pública instructora deberá traducir al castellano los documentos, expedientes o partes de los mismos que deban surtir efecto fuera del territorio de la Comunidad Autónoma y los documentos dirigidos a los interesados que así lo soliciten expresamente. Si debieran surtir efectos en el territorio de una Comunidad Autónoma donde sea cooficial ese misma lengua distinta del castellano, no es precisa su traducción.

Fuente:
Apuntes de Derecho Administrativo I para la Licenciatura y el Grado en Derecho (Facultad de Derecho, Universidad de Cádiz) de María Zambonino Pulito. Página 88.