viernes, 19 de octubre de 2012

La Jerarquía Normativa



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
La jerarquía normativa consiste en otorgar a unas normas un valor superior al de otras según el rango del órgano del que emanan. En virtud de este principio, las normas de nivel inferior han de respetar el contenido de las de nivel superior.

Jerarquia normativa

El principio de jerarquía normativa se recoge en el art. 9.3 CE y en el art. 51 LPAC. Este último determina que las disposiciones administrativas no podrán vulnerar la CE ni las leyes, así como los preceptos de otra disposición de rango superior.

- Jerarquía de normas


Podamos establecer, a modo de introducción y sin perjuicio del detalle que se señalará, la siguiente jerarquía de normas:

1. Constitución.

2. Normas con rango de ley (leyes, decretos legislativos y decretos-ley).

3. Reglamentos o disposiciones administrativas de carácter general (normas que emanan de la Administración pública).

- El doble punto de vista del contenido material del principio


El contenido material del principio se explica desde un doble punto vista:

+ Perspectiva positiva


Desde una perspectiva positiva, el principio supone que a cada norma se le atribuye cierto grado de capacidad frente a las restantes. A las normas superiores se les otorga, en virtud del principio, una fuerza activa, de modo que sólo las normas superiores pueden modificar o derogar a las normas inferiores. De otro lado, y desde el punto de vista de su fuera pasiva, el principio tiene como consecuencia que una norma sólo puede ser modificada por otra superior, no por una inferior.

+ Perspectiva negativa


Desde la perspectiva negativa, el principio de jerarquía tiene como efecto la nulidad de la norma inferior que contradiga los preceptos de la superior.

Este principio se complementa con otro en cuya virtud la norma posterior deroga a la anterior, siempre que sea de igual rango. Debe señalarse que el principio de jerarquía normativa opera dentro de un mismo sistema (del Estado) o subsistema (autonómico), pero no entre sistema o subsistemas entre sí, pues no existe relación de jerarquía entre un reglamento del Estado y una ley o reglamento autonómico, por ejemplo. En estos supuestos, el principio que rige las relaciones entre las normas es el de competencia.

Fuente:
Apuntes de Derecho Administrativo I, María Zambonino Pulito.